El Origen de los Guardianes

Dreamworks abre la veda de las películas navideñas el día 30 de noviembre (sí, un poco pronto la verdad) y nos propone una historia con los grandes personajes míticos infantiles (Santa Claus, El Hada de los Dientes, El Conejo de Pascua y el Creador de Sueños) un grupo de superhéroes inmortales, con grandes poderes, que deberan unirse para evitar que un espíritu maligno, llamado Sombra (se supone El Hombre del Saco), cumpla su amenaza de inundar de miedo y terror los corazones de todos los niños del mundo.

La historia tiene muy buena pinta, llamativa y oportuna por las fechas en que estamos pero os preguntaréis ¿dónde está el problema?. El pero de esta película creo que es grave y no se basa en deficiencias técnicas o narrativas. Para el mercado anglosajón no hay problema, allí todos, niños y adultos, conocen al Conejo de Pascua (que aquí es australiano y tira boomerangs) y le dejan sus dientes de leche al Hada de los Dientes. Con lo que la identificación cultural con estos héroes infantiles resulta automática.

Aquí, en cambio, nuestros dientes se los lleva el Ratoncito Pérez, nuestros regalos los traen los Reyes Magos (sólo a España e Iberoamérica viajan Sus Majestades) y ni siquiera consideramos al Conejo de Pascua, Jack Escarcha o el Creador de Sueños personajes infantiles. Está claro que estas carencias harán que el disfrute de la película sea menor, puesto que es un error de base, a nivel fílmico, pero todo un acierto si de lo que se trata es de vender cuantas más cintas en mercados extranjeros se pueda.


También destacaría negativamente la elección de los nombres: Santa Claus es Norte así porque sí. Jack Escarcha (o bien Jack Frost, personaje mágico y recurrente en películas de Papá Noel) es un muñeco de nieve que cobra vida gracias a un sombrero encantado y se encarga de que haya nieve para que el “barrigudo” pueda repartir los regalos. Puedo entender que con algunos personajes, como éste último, haya problemas de derechos y se modifiquen en consecuencia., pero desde luego las demás alteraciones no vienen a cuento.

Pasando de puntillas por esos temas, hay que admitir que la peli es entretenida, la historia es buena y la animación es muy correcta. Han elegido dobladores de altura: Alec Baldwin (Santa Claus), Jude Law (Sombra), Hugh Jackman (Conejo de Pascua) más que nada por su acento australiano y Chris Pine (Jack Escarcha). Para variar, en España no difrutaremos de actores conocidos doblando la película. Tuve la suerte de verla en versión original y espero, con ganas, que la versión doblada esté a la altura.

A los niños les encantará pues por suerte todo el humor de la película está enfocado en ellos (pocas dobles lecturas para mayores) y es un buen plan para estas fiestas mientras tenemos a los peques en casa. Llevarlos una tarde al cine siempre será buena opción, porque seamos serios, ¿quién no se vuelve un poco niño cuando llega Navidad?.



Esta es una noticia de nuestros colaboradores de:

Publicado el diciembre 7, 2012 en Cine. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: