Argo

Argo supone para Ben Affleck la consolidación como director solvente y eficaz después de un par de películas, en comparación a ésta, inferiores. También le constata como un actor capaz de dirigirse a sí mismo con mucha corrección y autocrítica, dejando atrás papeles de chico guapo y fornido a los que tanto debe desde sus inicios. Y algo que puede pasar más desapercibido pero que para mí resulta importante, es capaz de ver las posibilidades de un guión firmado por un tercero y sacarle todo su potencial y más.

Durante la revolución iraní a principios de los ochenta, la embajada de EEUU en Teherán es asaltada y ocupada por fanáticos seguidores del Ayatolá Jomeini. Muchos de sus funcionarios son hechos rehenes pero un grupo de seis logra escapar y se refugia en casa del embajador de Canadá en Irán. Entonces se pone en marcha una rocambolesca operación de la CIA para sacarles indemnes del país, fingiendo que son parte de un equipo cinematográfico que planea rodar allí.

Toda la historia está basada en hechos reales por lo que os recomiendo no informaros de los auténticos eventos. Esta dramatización de la realidad se nota en una puesta en escena muy cuidada que te traslada en el tiempo hasta los años ochenta con sus peinados cardados, bigotes prescindibles y gafotas de la tercera edad. Una música de época como decorado sonoro funcional sin una excesiva presencia de banda sonora propia muy de agradecer. Y como guinda intercala noticias de prensa, televisión o radio para ultimar la veracidad de lo que se va a poner en juego.

El fuerte de su guión es que trabaja con la realidad del momento; la política y la humana. Deja bien en el fondo el contexto geopolítico de despachos y se centra en unas personas cuya seguridad física podría ser el detonante de una guerra que nadie quiere empezar y que ha escapado al control de todos los implicados. Sus diálogos son el apoyo ideal de una historia de espías sin pistola, de acuerdos in extremis, de silencios que cuestan barriles de petróleo. Crea sus propias bromas a partir de un humor propio, de esa chispa que contienen todas esas tragedias que lo único de trascendental que poseen es el absurdo.

Una CIA de fotocopiadoras y archivadores. De noches en vela esperando llamadas telefónicas codificadas. La inteligencia militar y política apostando a las casualidades, jugándose el polvorín de Oriente Medio con unos resguardos de avión. Los desternillantes “si cuela” de la realpolitik.

Es memorable la veracidad con que se narra el asalto a la embajada, el trato a los rehenes y el desarrollo de una amenaza islámica que va rodeando poco a poco la jaula de oro de los fugados. Logra un buen equilibrio entre los momentos cómicos y de tensión sin perder por el camino el mensaje general que desea transmitir.

Ben Affleck lidera un reparto estupendo. Él no es él, sino que es el agente de la CIA que pretende ser. Sus problemas los hace nuestros y tragamos saliva cuando él diga que debemos pasarlas crudas. Le rodea un reparto perfecto a todos los niveles. El siempre enorme Brian Cranston (Malcolm in the middle) es otro agente que actúa como apoyo desde la sede en Virginia para la operación en Irán. John Goodman y Alan Arkin como secundarios de lujo para apuntalar la trama de la película ficticia. Muy acertados en el papel de decadentes productores de mierda de serie Z en Los Ángeles de aquel entonces.

Argo es una película muy recomendable a todas luces y un valor seguro si este fin de semana os acercáis por algún cine.

Esta es una noticia de nuestros colaboradores de:

Publicado el noviembre 5, 2012 en Cine. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: