Vulnerables

Vulnerables es una película llena de buenas intenciones. Trata de crear un escenario de terror diurno y un ambiente desasosegante en un decorado de tierras de labranza manchegas, muy abierto. Parte de un planteamiento común pero eficaz, como es hacernos partícipes de la vida de una sola persona y ponerla en la peor de las situaciones, sumándole el hecho de estar sola.

Carla, una mujer moderna e independiente, acaba de tener su primera hija y se enfrenta a la maternidad y la enfermedad de su pequeña en solitario. Por ello decide volver a una vieja finca familiar, donde se enfrentará a viejos y dolorosos recuerdos y a algo que pondrá la vida de ambas en peligro.

Como idea de partida está bien y más hacia donde se dirige. El problema es que la historia termina por dar vueltas sobre el mismo punto de partida para convertirlo en su propio desarrollo. Un primer acto estirado en exceso que lastra el devenir del resto de los acontecimientos y le quita tiempo para madurar nuevas tramas, que ya de por sí se nos quedan escasas.

Es el problema que tiene tener un presupuesto reducido y unos medios escasos. Termina por notarse en su reparto. La cantidad de extras, figurantes o actores que actúen como satélites de los protagonistas y hagan avanzar sus propias historias, sus opiniones, sus deseos y sus objetivos. Además su lenguaje narrativo es pobre en cuanto a variedad de planos y posiciones de cámara. Esto nos hace tener la sensación, junto con una historia que tarda en arrancar, de estar viendo una y otra vez la misma escena y el resultado en su conjunto se resiente.

El toque sobrenatural de la película es todo un acierto por original, pero, como el conjunto, languidece por tener poco peso dentro del film. Merecía más espacio para respirar y un desarrollo de las reglas que todo toque fantástico debe poner, para que el espectador entienda su funcionamiento y su resolución. Al no haber reglas, la conclusión es confusa para el espectador, que se quedará pensando en ello largo y tendido (aunque hacer pensar es un punto muy positivo).

Paula Echevarría lidera un reparto en el que termina por comerse a los demás personajes. Se la ve cada vez más suelta y cómoda como actriz. Seguro que poco a poco termina haciéndose un hueco dentro del cine español.

A pesar de ser una película en conjunto fallida, sigue siendo de agradecer que contra todos los obstáculos (presupuesto, medios, cartelera saturada, retraso en la distribución) se siga apostando por el género de terror o thriller psicológico (como el propio director la define) para escapar de hacer dramas o comedias, géneros demasiado trillados ya en el panorama español.

Esta es una noticia de nuestros colaboradores de:

Publicado el octubre 27, 2012 en Cine. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: