Crónica Sonisphere Spain 25/05/2012


Sonisphere Spain 2012 se ha llevado a cabo nada mas y nada menos que en el recinto del Auditorio John Lennon, una explanada al aire libre de 38.000 metros cuadrados, con zona verde de acampada para mas de 20.000 personas. Esto supone una novedad, ya que las anteriores ediciones tuvieron lugar en el Getafe Open Air.
El Equipo de Madrisphere tuvo el privilegio de acudir acreditado como medio de prensa al esperado evento, debido al elevado número de lectores que demandan cada día nuestras noticias y novedades.
Nuestro equipo estuvo apostado junto al Escenario 1, por lo que las crónicas solo se basarán en los grupos que debutaron en el Gran Escenario. Debido a temas de carácter legal, las fotografías que acompañan a la crónica han sido facilitadas por el Kit de Prensa del Sonisphere.
Viernes 25 de Mayo
A casi 40º grados al sol, y varias horas antes del comienzo del festival, las calles de Leganés ya estaban concurridas por visitantes de todas partes de la Comunidad de Madrid, de España o incluso del mundo. Pero según uno se iba acercando a la explanada del Auditorio John Lennon, podía apreciar el barullo y la masa de camisetas negras que formaban interminables filas y asentadas.
En esta clase de eventos, debido a la cantidad de público que asiste, las cosas suelen ir bastante mas despacio de lo prometido, sin embargo y ante nuestra sorpresa, la organización que fue llevada con gran eficacia, nos permitió estar dentro del recinto con tiempo de sobra para preparar todo lo necesario para llevar a cabo esta crónica.
En cuanto se abrieron las puertas, una estampida humana invadió la explanada, corriendo por coger los mejores sitios en cada escenario.
Six Hour Sundown

Los primeros en coger sitio tuvieron la suerte de poder ver al primer grupo invitado al Sonisphere, que empezó a tocar a las 17:20, cuando la gran mayoría del público seguía entrando al recinto.
Llegados desde Reino Unido, con el privilegio de inaugurar el Festival del Sonisphere, el grupo inglés en cuyas filas figura Lauren Harris (hija de Steve Harris, el mítico bajista de Iron Maiden) abrió el telón dando mucha caña. La vocalista, que derrochaba simpatía entre canción y canción no dudó en mas de un momento dedicar algunas palabras en español a su público. Jóvenes, marchosos…el público no tardó en congeniar con ellos. Estribillos pegadizos, que hacían que hasta los que desconocían el grupo, acabasen entonando alguna que otra estrofa. De vez en cuando la voz de guitarrista se combinaba con el de la vocalista, creando un dúo perfecto. Mas de un grito se pudo oir entre las grupis, lanzando piropos a los miembros de la banda, que todo hay que decirlo, estaban de muy buen ver. Con un directo excelente, una amabilidad extraordinario con los medios de prensa y un público ganado desde el principio, dieron el golpe final con su single mas conocido Jekyll&Hyde, que terminó con el estruendoso aplauso de los asistentes.
Corrosion of Conformity

Llegados desde Carolina del Norte, un “Hola Madrid, es temprano, hace calor” anunciaba su llegada por parte del vocalista del grupo, que se hacía con el micrófono antes de que sus compañeros subiesen al escenario, para dedicar esas palabras en español al público de Madrid. Los aplausos daban la bienvenida al sludge metal y crossover trash del grupo estadounidense. Nada que ver con el anterior grupo, Corrosion of Conformity se hizo con el escenario con guitarras mas pesadas y ritmos mas duros, cogiendo mucho protagonismo el bajo. Ritmos muy potentes, tanto, que en ocasiones era difícil oir la voz del vocalista. Algún que otro asistente que no conocía a la banda del Carolina del Norte, nos confesaba parecerle música muy dura para sus oídos. Por nuestra parte, solo eramos capaces de apreciar el sonido metálico de los instrumentos que se comían por completo la voz del cantante. Éste por su parte, se ganaba al público al finalizar cada canción, intentando practicar su español, que hacía enloquecer a los asistentes. Aunque el batería en alguna que otra ocasión unía su voz a la del vocalista, seguían apenas sin apreciarse bien del todo, hasta que pasaron de canciones mas “melódicas” a otras con mayor presencia de guturales y tonos graves, que consiguieron al fin elevarse por encima de la música.
Sonata Arctica

Era uno de los grupos mas esperados del viernes. La llegada de la banda finlandesa era todo un acontecimiento para sus fans. Mientras el público aguardaba, un banderón del grupo coronó el escenario, arrancando aplausos que se alargaron casi hasta el comienzo del concierto, que no fue precisamente al rato.
Una melodía épica comenzó a escucharse, pero no mas alta que los aplausos del público, que entendían que el espectáculo estaba a punto de empezar. Y así fue, al no tardar en subir al escenario los miembros del grupo interpretando canciones con ese power metal que tanto la caracteriza. Sonidos melódicos al son de la voz masculina del cantante, que no paraba de invitar a sus fans a bailar y entonar partes de sus canciones. Canciones con voces agudas y limpias, baladas con melodías un poco mas graves y armoniosas, gran importancia del teclado y guitarras chillonas, formaron una velada de lo mas agradable y animada frente al escenario. Incluso se pudo disfrutar de canciones del próximo álbum que la banda finlandesa sacará. Todo ello, junto a un directo excelente, fueron el motivo de un resultado basado en eternos aplausos para despedir al grupo, por parte de un público muy satisfecho.
Limp Bizkit

Cambio radical en el escenario y entre el público. La banda liderada por el vocalista Fred Durst y el bajista Sam Rivers, llegados desde Florida, era también una de las mas esperadas del festival.
Su peculiar estilo nu metal-rap y la controversia que siempre acompaña a esta banda, no tardó en acaparar la atención de todo el público.
El guitarrista, ataviado con un traje blanco ensangrentado, mayormente en la entrepierna, con una máscara de luces, un cámara ninja, un editor de sonido disfrazado de esqueleto, y un carácter agresivo por parte de Fred Durst, anunciaban que algo gordo se iba a montar en el escenario. Desde la zona de prensa, pudimos apreciar cómo iban acudiendo mayor número de miembros de seguridad.
En cuanto el espectáculo empezó, un gran número de asistentes se unieron al son del moshing, un tipo de baile muy característico durante los conciertos de Limp Bizkit. Un derivado del pogo, que no tardó en importunar a otro gran número de los asistentes, que recibían golpes, empujones o codazos sin poder hacer nada al respecto. Pudimos ver incluso, como una grupi le dedicaba un desnudo desde el público, al vocalista del grupo. Poco a poco, el espectáculo fue degenerando, aconsejando los miembros encargados de la seguridad del recinto al vocalista, para que evitase ciertas conductas, que éste no tuvo en ningún momento en consideración. Hablamos de lanzarse desde el escenario al público o de subir a un asistente del concierto para que cantase con él sobre el escenario teniendo que saltar la valla de seguridad. Un “espontaneo” que lo hizo francamente bien sobre el escenario, y con gran soltura ante los miles de espectadores. Pero el momento de mayor caos llegó cuando el cantante pidió con subieran CHICAS al escenario. Pese a que los encargados de seguridad le dijeron que no e impidieron que varias chicas subiesen al escenario, al final la marea femenina fue tal, que no hubo trabajador suficiente para impedir que el público femenino se apoderase del escenario, contando incluso con la presencia de la asistente del desnudo, que volvió a enseñar lo que pudo.
El final del concierto supuso un cúmulo de sentimientos dispares entre el público: euforia por parte de los fans ante el exitoso concierto de Limp Bizkit, celebración por  que los golpes recibidos por los fans llegasen a su final, o incluso alivio por parte de los trabajadores de seguridad.
The Offspring

Eran las 22:20, cuando los esperadísimos y abanderados del punk rock, The Offspring subieron al escenario. Los californianos pudieron interpretar sus mejores éxitos, aunque notamos que predominaron los temas de su álbum Americana. Lo cierto es que fue un concierto mas ameno y agradable por parte del público, que cantó y bailó durante toda la velada, cantando junto al grupo éxitos como You´re gonna go far kid o pretty fly.
Quedaban por llegar mas grupos como: Soundgarden o Machine Head, pero pudimo apreciar como el público se fue retirando tras la actuación de The Offspring, tal vez para reservar fuerzas para el gran día que se avecinaba, con un cartel de infarto, el del sábado 26.
Mas grupos que pudieron oírse en el Sonisphere Spain 25/05/2012: Rise to Remain, Skindred, Kobra&The Lotus, Kyuss Lives, Paradise Lost, y Orange Goblin.

Crónica realizada por Alejandro Pino Alamillo.

Publicado el junio 6, 2012 en Reportajes y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: