Crónica WOLFEST 2012

El pasado sábado 17 de Marzo, el Equipo de Madrisphere acudió a la Sala Penélope de Madrid, para cubrir un reportaje sobre el WOLFEST 2012, formando parte también del jurado.
Para quienes todavía no sepan en qué consiste ésto : WOLFEST es el primer festival-concurso para bandas emergentes organizado por músicos y por tanto, con una nueva y diferente filosofía. ¿Estás harto de concursos-empresa que de lo único que se preocupan es de recaudar? ¿Estás harto de tener que pasar por innumerables fases para optar a algún premio? ¿Quieres tocar en las mejores salas de tu ciudad? Entonces tienes que conocer WOLFEST porque es la solución.
Una noche. Un concierto. 10 bandas. Increíbles premios. ¡Una gran fiesta! ¡Esto es WOLFEST! ¡Buscan talentos, y los premian!”
A la primera ronda de conciertos, Madrisphere fue invitada como medio de prensa, ocupando también un hueco entre los miembros del jurado. Una buena organización, un trato impecable a nuestro equipo y un ambiente mas que agradable, permitieron desempeñar a nuestros colaboradores su trabajo en unas condiciones excelentes, pudiendo llevar a cabo este reportaje con profesionalidad y sobre todo mucha ilusión.
Moraus

La banda Moraus fue la primera en subirse al escenario, arrancando así el festival, mientras la gente seguía entrando en la sala. Al comienzo, la vocalista nos narraba un prólogo en el cual confesaba a todos los asistentes, que iban a contar una historia que les abriría a todos los ojos. Los acordes rockeros con toques de indie, fueron recibiendo al público, algo apagado al principio de la velada. La cosa se fue animando, pasadas tres canciones, pero sin duda el golpe maestro fue cuando interpretaron su tema “El Reloj de los Rolling Stones”, que se vio reflejado en el énfasis que el público puso en sus aplausos. Hay que destacar, y sobretodo se vio por la reacción de los asistentes, que la calidad de la banda Moraus, fue ascendente a lo largo de la velada. Consiguieron pasar de un público tímido y apagado, a otro mas entregado y efusivo. Pero ésto también se apreció en la calidad de la música, que un principio sonaba mas alta que la voz de la vocalista, comiéndosela por completo, hasta que ésta última se hizo con el control total del ritmo, y del escenario. Hay que destacar la actuación del bajo, una joven que hizo también las veces de coro, y cuya calidad musical y puesta en escena nos dejó bastante sorprendidos. Canciones como “Madrid” atraparon al personal que asistía a la actuación, participando en el estribillo. Hoy en día resulta arriesgado formar una banda de música, y mas con un estilo similar al de Moraus con raíces extranjeras, e interpretado en español. Sin embargo esta barrera no ha afectado a los madrileños chicos de Moraus, y si no, que se lo pregunten a sus fans.

Cracktus

 
La segunda banda subió al escenario, compuesta por cuatro chicos muy jovencitos. La actuación comenzó con el sonido sicodélico de un teclado, que causaba cierta intriga entre los asistentes. Una melodía clásica que se elevaba en el aire, para acabar evolucionando en un ritmo mas rockero que anunciaba que la función de Ckartus iba a empezar ya. El ritmo grunge y la voz melódica del vocalista, rápidamente atraparon al público. Pese a la buena interpretación musical, se echó un poco en falta, que los artistas se dirigiesen al público, o el hecho de que el vocalista pasase mas tiempo de espaldas al público que de cara a ellos. Los chicos, elogiaron a los asistentes de la velada, con una canción inédita, con un ritmo más lento que las canciones que habían tocado anteriormente. Música alternativa que arrancó aplausos al final de la actuación de la banda, durante un prolongado intervalo de tiempo.


Ape Tits

Podríamos recurrir como anécdota a la entrada triunfal del batería, ataviado para la ocasión, con indumentaria de culto a San Patricio. Quedaba la curiosidad de si lo que se aplaudía era la llegada de la banda, o el gorro irlandés de uno de sus componentes. Las dudas se disiparon cuando un instrumental inyectó el rimo entre el público. Música cañera, que pese a no entenderse muy bien lo que la voz del vocalista decía, gustó bastante entre los asistentes al Wolfest. Cabe destacar lo amigables que resultaron durante toda su actuación con el público. Pese a que no se entendía muy bien lo que cantaba el vocalista, habría que decir que se echó de menos a éste, ya que hubo demasiada música y poca interpretación vocal. Pequeños detalles, que podían hacer dudar a uno de si le gustaba o no dicha banda, pero siempre dispuestos a dar un giro a las primeras impresiones, llevaron a cabo un cierre espectacular, con una calidad de sonido excelente, un ritmo que te incitaba a saltar y gritar, y una participación con el público única durante todo el festival.


The Raves


Tocando en el puesto intermedio del festival, llegaron The Raves aportando un toque de Pop-Rock alternativo acompañado por una voz femenina que ya se echaba de menos. Destacó la soltura con la que se desenvolvía la vocalista, ganándose al público casi desde el principio de la actuación. Destacaron los excelentes solos de guitarra, e incluso pudimos ver a la vocalista cantando, a la par que tocaba una. Siempre quedará la pequeña anécdota, cuando la correa de la guitarra se le partió, y sin embargo no titubeó ni un instante cantando, la arregló en un momento y continuó sin parar de actuar. Un punto de profesionalidad a favor de la artista.

Logic

 
Un giro de 360º dio el festival, cuando Logic subió al escenario, con un estilo completamente diferente al escuchado hasta entonces. Un ordenador, con un programa de creación y edición de música electrónica, y la voz de una vocalista femenina, dejaron atrás el pop o rock alternativo, y dieron lugar a algo mas sicodélico. Al principio, causó cierta curiosidad, pero según avanzaba la noche, entre los murmullos del público se pudieron oír opiniones como “Parece un karaoke” o lo monótona que sonaban todas las canciones. Sin duda un estilo de música muy diferente, que debe ser escuchado con mas atención, y que posiblemente no estaba rodeado por un público acertado, con un oído que pudiese estar mas abierto a dicho estilo musical.

 
Kaeru

El público los recibió con gritos y vítores que formaron un estruendo, que dificultó mucho poder escuchar su música al principio. En cuanto los acordes y voces del grupo se elevaron por encima de los gritos de los fans, se pudo entender todo. Era imposible quedarse indiferente mientras se escuchaba a Kaeru, que dio una caña increíble en todo momento sobre el escenario. La flauta travesera dio bastante ritmo a todas las canciones, mientras que el grupo entero se entregó al 100% a sus fans. Algo que nos gusta destacar en Madrisphere es eso precisamente, que los grupos interactúen con el público, que se dirijan hacia ellos, y Kaeru sin duda cumplió con todas las expectativas. Por no hablar del público, al que tenían ganado desde el principio, y no hablamos solo de los fans que llevaban camisetas del grupo, sino de una sala entera.


Discordia es Rap

Y para cerrar la velada, un rap. Tres jóvenes que rapearon sobre el escenario criticando desde la situación actual política, a historias algo mas tristes. No faltó un asombroso BitBox, que elevó los aplausos durante un largo intervalo de tiempo. Un gran cierre del festival, que pese al radical cambio de estilo sobre el escenario, gustó mucho entre los asistentes.

De esta manera se iba anunciando el final del WOLFEST, y la entrega de premios, que fueron los siguientes:

-Pase Gold Challenge: ¡Cracktus!
-Premio Musicópolis: ¡Cracktus!
-Premio Rockzone: ¡Kaeru!
-Premio BRADYCARDIA: ¡Discordia es Rap!
-Premio MKM Fotografía: ¡Kaeru!
-Y por último el premio del público, que se trataba del Premio Orange, fue entregado por el Director de Madrisphere a ¡Kaeru!



Agradecimientos a:
El Equipo WOLFEST: por haber invitado a Madrisphere al evento,
y el excelente trato que recibieron nuestros colaborades,
A las bandas que tocaron en el WOLFEST, por su simpatía hacia
nuestros redactores,
y por supuesto a los colaboradores de Madrisphere, que trabajaron
durante el WOLFEST para poder llevar a cabo este reportaje-crónica.

Publicado el marzo 24, 2012 en Reportajes y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: